Carrito

Pizza Ibérica con Tomate Frito de Tierra Palaciega

Dificultad: Fácil ⭐

Ingredientes:

  • 1 masa madre para pizza.
  • 8 lonchas de lomito ibérico.
  • 8 lonchas de salchichón ibérico.
  • Queso mozarella.
  • Champiñones.
  • Queso en polvo.
  • Tomate frito Tierra Palaciega

*La selección de ibéricos es al gusto.

Preparación:

  1.  Precalentamos el horno con fuego por debajo a 200°C.
  2.  Extendemos la masa madre sobre el papel de horno y la ponemos en una bandeja de horno.
  3.  Untamos la base de la pizza con Tomate Frito Tierra Palaciega sin llegar a los bordes.
  4.  Colocamos las rodajas de lomito en una parte de la pizza y las rodajas de salchichón en la otra parte de la pizza.
  5.  Cortamos por encima queso mozzarella (una porción de queso mozarella fresco)
  6. Añadimos champiñones ya cocidos en láminas por los huecos.
  7. Espolvoreamos con queso en polvo.
  8. Metemos en el horno la pizza y esperamos hasta ver que la masa está crujiente (o al gusto de cada uno) unos 20-25 minutos.
  9. Sacamos con cuidado del horno para no quemarnos y ponemos sobre una superficie plana para poder cortar la pizza más fácilmente en porciones.

Sólo queda disfrutar de esta potente mezcla de sabores de ibéricos con el inconfundible sabor del mejor tomate frito.

Pizza Ibérica con Tomate Frito de Tierra Palaciega

Dificultad: Fácil ⭐

Ingredientes:

  • 1 masa madre para pizza.
  • 8 lonchas de lomito ibérico.
  • 8 lonchas de salchichón ibérico.
  • Queso mozarella.
  • Champiñones.
  • Queso en polvo.
  • Tomate frito Tierra Palaciega

*La selección de ibéricos es al gusto.

Preparación:

  1.  Precalentamos el horno con fuego por debajo a 200°C.
  2.  Extendemos la masa madre sobre el papel de horno y la ponemos en una bandeja de horno.
  3.  Untamos la base de la pizza con Tomate Frito Tierra Palaciega sin llegar a los bordes.
  4.  Colocamos las rodajas de lomito en una parte de la pizza y las rodajas de salchichón en la otra parte de la pizza.
  5.  Cortamos por encima queso mozzarella (una porción de queso mozarella fresco)
  6. Añadimos champiñones ya cocidos en láminas por los huecos.
  7. Espolvoreamos con queso en polvo.
  8. Metemos en el horno la pizza y esperamos hasta ver que la masa está crujiente (o al gusto de cada uno) unos 20-25 minutos.
  9. Sacamos con cuidado del horno para no quemarnos y ponemos sobre una superficie plana para poder cortar la pizza más fácilmente en porciones.

Sólo queda disfrutar de esta potente mezcla de sabores de ibéricos con el inconfundible sabor del mejor tomate frito.